domingo, 10 de noviembre de 2013

ATENUADO

¿Como te sientes? me pregunto mi hermana...

-Gris
Le respondí.

Hace tanto que se me fue el sepia, que aferrarme a una espiritualidad tan desgastada no alcanza para cargar tanto peso. La decepción es profunda e insufrible que prefiero no verla a los ojos, no vela siquiera.

Pase de ser un ente vivaz y esperanzado, a uno absorto en su interior... taciturno. 

Soy optimista, estoy vivo! ¡Amo mi trabajo! y he logrado vivir mi sueño... o parte de el, la posesión carnal carece de significado y placer cuando no hay un lazo emocional de por medio, me gusto hace unos días vivir una de experiencia de lo más erótica, pero al final, no supe que hacer después... las preguntas me invadían, y creo que por mi silencio lastime a un buen amigo, es tierno y no quiero alejarlo de mi, hay algo en el que me hace sentir feliz, solo con verlo aunque no se que es.

Me gusta cocinar, me gusta leer, me gusta escuchar música, me gusta caminar...
me gusta hablar con las personas.

Creo que en poco tiempo fui demasiado lejos, y olvide el camino de vuelta.

Por eso sigo aquí.


3 comentarios:

Damian dijo...

cocinar es rico, debería aprender más cosas, tómalo con calma, las cosas mejoran =)
abrazo

Sarabia dijo...

A veces las respuestas vienen por si solas, con la distancia con el tiempo, vuelven a iluminarte.
Déjate iluminar y sé feliz, que por lo visto sobran razones :)
A veces, las experiencias inesperadas son las que se acaban esperando.

Besos y versos desde el viejo continente.
¡Te husmeo!

Isaac Monner dijo...

Demasiado perfecto, pásate por mis blogs si puedes: http://mporunfinalfeliz.blogspot.com http://lapoesiasalvavidas.blogspot.com