miércoles, 19 de marzo de 2014

B (IV)

No mames claro que no te extraño, a menos que tú me extrañes, porque si me extrañas entonces yo también te extraño y mucho.